‘Archivo 81’: una buena dosis de inquietante terror

Hoy os traigo mi comentario, sin spoiler, sobre la nueva serie de terror en Netflix, Archivo 81, que se estrenó a mediados del pasado mes de enero.

Creo que de inicio, y solo viendo el trailer, os podríais hacer una idea de lo que la serie os puede ofrecer, pero os puedo avanzar que hay mucho más, que la historia es mucho más profunda, que esconde bastantes enigmas y muchos de ellos costará cerrarlos por no decir que quedarán abiertos.

Dan Turner (Mamoudou Athie) es un experto en restauración de cintas de todo tipo y recibe el encargo de un excéntrico millonario. Tiene que restaurar unas cintas rescatadas de un famoso incendio ocurrido en el edificio Visser en Nueva York en 1994.

Según parece, las cintas pueden explicar algunos misterios, en principio se supone que sobre el incendio, pues fueron grabadas tiempo antes al incidente por Melody Pendras (Dina Shihabi), una estudiante de posgrado que está realizando un trabajo sobre el edificio. Para hacerlo decide irse a vivir a él, pero que en realidad lo que pretende es buscar a su madre que según parece estuvo viviendo en él.

Al restaurar la primera cinta, Dan Turner se dará cuenta que estas conectan con su pasado y quedará irremediablemente atrapado en el trabajo a realizar, con la peculiaridad que lo debe hacer desde un búnker aislado del mundo, sin cobertura ni conexión a internet. 

Ese diríamos que es parte del menú de la serie, pero como os digo, episodio a episodio se van abriendo más puertas, más conexiones y por supuesto, hizo crecer en mí las ganas de continuar viéndola.

A los pocos episodios te das cuenta que lo de menos es el incendio y que lo que de verdad esconde la serie son múltiples historias, algunas conectadas, que nos lleva desde la infancia del protagonista masculino, a la desaparición de la protagonista femenina, y todo regado con mucho misterio y toques de terror más atmosférico que directo, aunque de vez en cuando algún ente misterioso e inquietante hará acto de presencia, pero más como fantasmas del propio protagonista al que le empieza a afecta la reclusión en el bunker.

Me han parecido divertidos los inicios de los episodios con una especie de noticiarios o anuncios de los años sesenta. Le da un toque nostálgico a la serie al que le acompaña el argumento del restaurador de cintas de VHS.

No os quiero contar mucho más sobre el argumento de la serie o lo que os podéis encontrar, pero os apuntaré que incluso la mano de Lovecraft se podría encontrar en la serie.

Tenéis que estar abiertos a una serie donde tienen cabida sucesos paranormales, o los que no soy muy fan, pero que acepto si el peso de la historia está por encima de ellos y en Archivo 81 es así.

Yo os aconsejaría que os dejaseis llevar, que disfrutaseis de la historia sin pedirle muchas explicaciones a según qué momentos, pues como digo, el conjunto puedo sobre los detalles.

Algunas puertas abiertas que quizás os gustaría ver cerradas y según parece por lo que he podido leer en Fotogramas, podría ser que la serie tuviera una segunda temporada. 
A mí personalmente me ha gustado como se acaba la serie y no le pediría mucho más, aunque entiendo que haya terreno por explorar. Lo que no me gustaría es que se alargara el chicle sin la intensidad de esta primera temporada. Para eso es mejor dejarlo como está.

PODCAST

¿SEGUIMOS CONECTADOS?

¿Quieres conseguir una de mis publicaciones GRATIS? Suscríbete a mi lista de correo y será tuya.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *