‘La mujer de la casa de enfrente de la chica en la ventana’: miniserie de Netflix que se queda a medio camino de todo, pero entretiene

Con este título solo podemos esperar una cosa: una parodia, una comedia y más si cuando hacemos una búsqueda de comedias en Netflix, nos sale esta miniserie de 8 episodios protagonizada por Kristen Bell que se estrenó a finales de enero de 2022 en la plataforma.

El título ya es una clara referencia a títulos de novela como La chica del tren o La mujer en la ventana, lecturas que se han convertido en bestsellers y que han sido criticadas muchas veces por buscar los clichés típicos de los thrillers para enganchar a los lectores. Pero hoy no estamos para hablar de esos dos libros y sí para comentar la miniserie.

En el título de este post expongo que se queda a medio camino de todo, pues no consigue posicionarse con claridad como comedia y a la vez, esto estaba más claro de inicio, no consigue posicionarse como un thriller.

Una de las mejores cosas, episodios cortos: ninguno llega a los 30 minutos y eso hace que sea de muy buen consumir. Ves el primero y piensas en ver el segundo para ver si la cosa mejora sabiendo que tan solo son 30 minutos. Y cuando haces eso te ves ya enganchado en la trama y quieres llegar al final para ver que te cuentan.

El qué te cuentan es uno de sus puntos flojos, pues como decía, empiezas a verla y te vas preguntando cuándo empezará la comedia. Sí que vas viendo pinceladas de humor negro, sí que vas notando que se comienzan a amontonar los clichés típicos de los thriller y además lo hace como si fuera una hamburguesa Big Mac donde te encuentras de todo, pero le cuesta robarte una sonrisa.

Quizás la comedia esté más presente en los dos últimos episodios cuando se les va de las manos la trama y tienen que cerrarla de la forma más surrealista que os podéis imaginar. Y es que en eso estriba el éxito de una parodia: que sea muy extravagante, y oye, lo es. 

Por cierto, no os he contado nada de la sinopsis. Ana (Kristen Bell) tiene la costumbre de tomarse unas cuantas copas de vino llenas hasta el límite de la copa, mientras mira a los vecinos a través de la ventana. En uno de esos días, entre vapores espiritosos ve como se produce un asesinato. Da la alarma, pero nadie la cree. Ese es el arranque de la miniserie donde iréis descubriendo todos los traumas que tiene Ana y el por qué de esas copas llenas de vino y, por supuesto, se desarrollará toda una trama criminal. 

No os aconsejo que os pongáis a ver en forma seria. Si la comenzáis a ver, tomarla como una comedia y seguro que vuestra experiencia será mucho mejor, suficiente, pero os dejará con el poso de que ha sido entretenida. Se podría decir que una de esas series que te pones cuando has tenido un día de mierda, no quieres pensar mucho y tienes ganas que te roben una risa.

PODCAST

¿SEGUIMOS CONECTADOS?

¿Quieres conseguir una de mis publicaciones GRATIS? Suscríbete a mi lista de correo y será tuya.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *